Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Fallo del XXXV Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.


¡Ayúdanos! Inserta un vídeo

Camino

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Camino
Título Camino
Camino
Camino

Ficha técnica
Dirección Javier Fesser
Dirección artística César Macarrón

Producción Luis Manso y Jaume Roures

Guión Javier Fesser

Música Rafa Arnau y Mario Gosálvez

Fotografía Alex Catalán

Montaje Javier Fesser

Vestuario Tatiana Hernández

Reparto Nerea Camacho (Camino)
Carme Elías (Gloria)
Mariano Venancio (José)
Manuela Vellés (Nuria)
Ana Gracia (Inés)
Lola Casamayor (tía Marita)
Lucas Manzano (Cuco)
Pepe Ocio (don Miguel Ángel)
Claudia Otero (Begoña)
Jordi Dauder (don Luis)
Emilio Gavira (Mr. Meebles)
Miriam Raya (Elena).

Datos y cifras
País(es) España
Año 2008
Género Drama
Duración 143 min.

Reseña

La película “Camino” de Javier Fesser está basada en una historia real, una historia de amor y muerte, pero también de fe y de cegueras personales, según se mire. La historia cuenta la vida de Alexia González-Barros y González, una niña de 14 años que enfermó de cáncer en 1985. Una niña que descubre su amor por Jesús (un compañero de clase en el film, llamado Alfonso en la realidad) mientras que la jerarquía del Opus Dei piensa -o quiere creer- que es al otro Jesús, al máximo icono cristiano a quien la niña dice querer. Este doble sentido-doble juego mientras la pequeña se debate entre los rigores de su agónica enfermedad, hace que los miembros del Opus y la familia vean lo que quiere ver: “¿Quieres pertenecer a la Obra? le preguntan y ella dice “Yo ya estoy en la obra”, (si claro, en la obra de teatro de su colegio). Sin embargo, como digo cada uno ve lo que quiere ver y con la “Obra” hemos topado. Curiosamente las críticas a la película se centran en que no se muestra la realidad de lo que aconteció, cuando lo cierto es que lo que no coincide con la verdad, con "su verdad" son meros detalles ( vean este enlace). De todos modos estamos viendo una película “basada” en una historia real, no un documental, aunque algunos parezcan no querer darse cuenta.

Por lo demás, el film es una patada directa en la boca del estómago, uno sale del cine con un regusto amargo, convencido de haber visto una gran película, una “obra” maestra, pero con una rabia interior que a buen seguro necesitará de un par de cervezas para aplacarse. Uno piensa que a estas alturas y en esta sociedad de consumo capitalista ya no hay lugar para estos martirios ideológicos con que se torturan a tiernos infantes en el seno de familias que se autoproclaman cristianas y que poco se diferencian con los extremistas de otras religiones a los que osan criticar. Según un antiguo alumno del Hogar Dolores Sopeña Says: “El Opus es un ejército de militantes fanáticos, que hacen del servicio a Dios su propio servicio.” Por lo que a mi respecta me da exactamente igual si los hechos sucedieron así o no, pero de lo que no tengo ninguna duda es de que ha habido, hay y habrá muchas familias que eduquen a sus hijos en estos preceptos y que cada uno saque sus propias conclusiones.

Por lo demás, estamos ante una película excelente, magnífica, soberbia, como demuestran los seis “Goyas” que obtuvo en 2008 (mejor película, director, actriz protagonista, actor de reparto, actriz revelación y guión original) de un total de siete candidaturas. La niña Camino (Nerea Camacho) realiza el papel de su vida con una naturalidad que asusta: “¿Quieres que rece para que tu también te mueras?” le dice a su hermana mayor, numeraria del Opus, cuando ésta le comenta la “suerte” que tiene…

Una película recomendable, y esto a pesar de la feroz campaña de todos los sectores del integrismo católico que se movilizaron en masa con el fin de que la película fracasase en la taquilla. Por internet, fueron legión los enviados de la COPE que copiaban y pegaban el mismo argumento de foro en foro “es un rollo y una mierda de película, aburre, si a pesar de todo la quieres ver, consigue una copia pirata, no compres la entrada”.

Ahora tienen la oportunidad de juzgar ustedes mismos la historia de Alexia (Camino en el film) contada por Javier Fesser. Les aseguro que no les dejará indiferentes.



Película reproducida en la IX Muestra de Cine Internacional del año 2009.

Reseña elaborada por el socio de la Sección de Cine del Ateneo de Córdoba Manuel Ortas Castilla.