Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Nueva Junta Junta Directiva del Ateneo de Córdoba

Lunes, 27 de noviembre, 20:00 horas, III Ciclo Tiempos de Historia: Conferencia "La Constitución española en su 45 aniversario", a cargo de Miguel Agudo Zamora, catedrático de Derecho Constitucional de la UCO. Sede del Ateneo.

CONVOCADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA
XI Premio de Relato Rafael Mir.
XXXIX Premio de Poesía Juan Bernier.
IX Premio Agustín Gómez de Flamenco Ateneo de Córdoba.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2023, relación de homenajeados aquí.

¡Ayúdanos! Edita en una página

Manuel Vega García "El Carbonerillo"

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Manuel Vega El Carbonerillo.JPG

Manuel Vega García, cantaor gitano, más conocido como El Carbonerillo, nació en Sevilla el 8 de febrero de 1906 y murió en Sevilla, enfermo de tuberculosis el 6 de abril de 1937. Su vida artística se inició a los ocho años de edad, Su sobrenombre artístico se le debía a su padre, que era vendedor ambulante de carbón.

Debutó en el Café Novedades de Sevilla, en 1918, junto a otros cantaores como Pepe Pinto y Pepe Marchena participando posteriormente en espectáculos por toda la geografía española y alcanzando una gran popularidad con su famoso y personalísimo fandango.

Con la guitarra de Niño Ricardo, realizó en 1930 sus primeras grabaciones discográficas, y más tarde otras con el acompañamiento de Miguel Borrull, Manolo de Badajoz y con todos los grandes guitarristas de su época. En 1932, actuó en el Teatro Fuencarral de Madrid, y al año siguiente estuvo una temporada en el Salón Ortega de Algeciras. Su prematura muerte le sobrevino por tuberculosis pulmonar.

Aunque su vida artística fue muy corta, lo suficiente para dejar una huella imborrable en el mundo del cante, sus fandangos y una variedad de estilos que llegó a dominar con bastante perfección, su repertorio era muy amplio, especialmente por soleares, seguiríyas, tarantas, tangos, y cantes de ida y vuelta.

Fuente